Hasta lo exótico se siente natural.