¡Adiós primavera, hola verano!

¡Qué rápido pasa el año!, una temporada más ha pasado ya que el próximo 21 de junio inicia el solsticio de verano. Con temperaturas que oscilan de los 30° a 40° y con mayor humedad, esta convierte en la época más calurosa.

 

Pero no todo es malo… el verano puede ser una excusa perfecta para hacerle algunas remodelaciones a tu hogar, lo mejor en este caso es cambiar algunos accesorios para que la casa se sienta fresca y acogedora. Aquí te damos algunos tips que seguro te gustarán.

 

Llena tu espacio de plantas. Las plantas son sinónimo de frescura por lo que colocarlas aporta otra vista al hogar, adicional la onda tropical está muy de moda en esta época.

 

Cambia tus cortinas. En esta temporada permitir que la luz del sol entre a nuestra casa hará que se llene de vida. Por ello, el mejor consejo es cambiar tus cortinas a unas telas livianas para que los rayos del sol puedan iluminar tu hogar.

 

Sustituye tus centros de mesa. Olvídate de las velas y de los jarrones y, en su lugar, coloca alguna bandeja de vasos y algunos libros, así te sentirás en una terraza de verano.

 

Decora tus paredes. Este parece un detalle menor, pero no es así, el hacer una nueva redistribución de tus fotos y cuadros hará un cambio radical. Crea composiciones con tus fotos de verano, plantas tropicales o flores. Seguro te hará sentir bien.

 

La iluminación. Ya que permitiste al mundo exterior entrar a tu casa, la iluminación no es un tema menor; es fundamental para aprovechar al máximo el tipo de temperaturas. Define los puntos de interés y elige de acuerdo a tu gusto cómo jugar con las luces para que se sienta un ambiente realmente de verano.

 

Ya una vez decorado el hogar, pasamos a la parte que es beneficiosa para ti. El sol de verano es fuerte, pero, de alguna manera, aporta salud y bienestar a tu persona.

 

Deja que los rayos del sol iluminen tu casa, hay estudios que comprueban que la luz solar vuelve una casa más atractiva y te da salud tanto física como psíquica.

 

En primer lugar, aporta vitamina D, lo cual es importante para mantener los huesos fuertes y prevenir la osteoporosis. También combate el insomnio, debido a que la entrada de los rayos del sol a la casa permite un regulamiento en el reloj biológico interno. Hay que agregar que mejora el ánimo pues el sol aumenta los niveles de endorfinas y serotonina en el cerebro, hormonas que provocan felicidad y buen humor. Por último, desinfecta la casa, esto se debe a que la radiación solar tiene efectos desinfectantes pues limpia de forma natural los ambientes.

 

Con el verano no solo viene el sofocante calor, sino también color y alegría, así que atrévete a hacer un cambio en tu hogar, sin duda cambiará tu actitud también.

Deja un comentario